Jerónimo Cornelles escoge el elenco de El último beso entre más de 25 actores
Valora este artículo

La obra, “un dramón muy cómico o una comedia muy dramática” del también intérprete y gestor valenciano, se pondrá en escena en mayo en el Teatro Echegaray de Málaga

Factoría Echegaray está celebrando durante toda la jornada de hoy y el día de mañana el casting de El último beso, texto del autor, intérprete, director escénico y gestor teatral valenciano Jerónimo Cornelles que subirá a las tablas en la segunda quincena de mayo. La obra, “un dramón muy cómico o una comedia muy dramática” según su artífice, se levanta con tres papeles a los que han optado más de 25 actores de la ciudad o vinculados a la misma por estudios en Arte Dramático, trabajo teatral o residencia. Cornelles, apoyado por Beatriz Mori, que repite en Factoría Echegaray en el rol de ayudante de dirección, escogerá a un actor o actriz de entre 35 y 45 años para el papel de la transexual ‘Laura’, a un actor de 25 a 30 años para representar a ‘Dimas’ y a una actriz de 45 a 50 para el rol de ‘Erika’ en esta pieza ambientada en un extraño hospital. El último beso, segundo montaje de la segunda fase de Factoría Echegaray, comienza con estas audiciones a armarse, se ensayará desde el 10 de abril y se pondrá en escena en el Teatro Echegaray del 16 al 28 de mayo.

Jerónimo Cornelles escoge el elenco de El último beso entre más de 25 actoresFactoría Echegaray, incubadora escénica de los teatros municipales de Málaga, continúa a pleno rendimiento, encadenando producciones. Ya han visto la luz cuatro producciones (La presa, texto de Pablo Bujalance dirigido por Eduardo Velasco que celebró su última función el 11 de marzo, ha sido la última); Souvenir, que capitaneará Fran Perea y verá la luz en junio, ya tiene reparto (Esther Lara, Ángel Velasco y Steven Lance), y las dos obras que se representarán entre ellas están en las primeras fases de su producción, Monogamia en pleno proceso de ensayos y El último beso en fase de búsqueda del elenco.

El último beso

La acción de El último beso comienza en un extraño hospital. Jerónimo Cornelles ha emplazado allí a ‘Erika’, mujer de ‘Xandro’, que reza sin ser católica para que su marido, que acaba de tener un accidente, sobreviva. La aparición repentina de ‘Laura’, una transexual con un extraño traje de hada, reclamando algo que le pertenece, hará que este milagro pase a ocupar un segundo plano. ‘Dimas’, un psicólogo ‘tetraparético’, intentará ayudarlas ante la difícil situación en la que se encuentran, formando sin ser consciente un delicado triángulo.

Descripción de los personajes de El último beso:

Laura. Actor de 35/45 años (a este personaje se han podido presentar también actrices). Personaje transexual. Se ha recomendado asistir vestido de mujer a la prueba.

Laura, profesora de saxo, es la amante de Xandro, a quien conoció dándole clases. Laura y Erika, la mujer de Xandro, no se conocen personalmente. La primera vez que se ven es el hospital donde Xandro, que acaba de tener un accidente, espera en coma para ser desconectado de la máquina que lo mantiene con vida. Justo ahí arranca la obra. En la pieza, Laura va vestida con un precioso disfraz de hada como homenaje a Xandro, ya que es un regalo que él le hizo hace un par años. Es una mujer progresista, inteligente, amable, leal, educada y culta.

Dimas. Actor de 25/30 años.

Dimas es un psicólogo que trabaja como voluntario en un hospital atendiendo a los familiares que acaban de perder a un ser querido. Es parapléjico, ya que se intentó suicidar saltando desde un balcón, sin conseguir su objetivo, y se rompió la columna vertebral. Tiene, también, movilidad reducida en los brazos. Dimas es aniñado, quizás inmaduro. Tímido, con serios problemas para relacionarse. Se ahoga en un vaso de agua ante las adversidades.

Erika. Actriz de 45/50 años. Mujer de nacionalidad polaca con fuerte acento de su país.

Erika es la mujer de Xandro, hombre que está en coma en un hospital esperando a ser desconectado de la máquina que le mantiene con vida. Durante la espera en el hospital aparece Laura, la amante transexual de su marido. Es la primera vez que ambas se ven, pero justo hace un día, cuando Xandro tuvo el accidente, descubrió que su marido tenía una aventura con su profesora de saxo. Lo único que sabía de la profesora de saxo es que era transexual. Erika es “aparentemente” muy fuerte y potente, nada poética. Tiene poco sentido del ridículo y mucho sentido del humor. Está desbordada por la situación en la que se encuentra. Es elegante, de clase social alta, conservadora y muy inteligente.

Factoría Echegaray

Factoría Echegaray es el mejor ejemplo de la intención de los teatros Cervantes y Echegaray de Málaga de asumir el hecho escénico como algo creativo, vivo, pegado a sus protagonistas y en constante diálogo con el público al que va dirigido. Con Factoría Echegaray se cumplen diversos objetivos: crear y consolidar un centro de producción de espectáculos propios así como de programación y exhibición de otros ajenos, promocionar y apoyar la cantera escénica local, mejorando así las condiciones de trabajo de los profesionales de o vinculados a Málaga, asegurar la continuidad y la estabilidad en la cartelera, ayudar a crear públicos, favorecer los intercambios y la cooperación con otros productores y exhibidores así como con otras instituciones relacionadas con las artes escénicas, etc.

Factoría Echegaray se presentó a la ciudadanía en febrero de 2016, en pleno Festival de Teatro de Málaga. Nacida de la convergencia de una iniciativa previa de producción propia de los teatros municipales y de la Moción institucional relativa a la elaboración de un modelo cultural de las artes escénicas en Málaga, que daba voz a toda la profesión malagueña a través del colectivo TEMA y que fue aprobada por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento del 30 de noviembre de 2015, la nueva Factoría Echegaray ha recorrido muchos pasos en pocos meses: en febrero de 2016 se abrió la primera convocatoria de proyectos, a finales de mayo un comité integrado por profesionales de todo el país seleccionó los cinco primeros, y en julio se empezaron a armar las audiciones para elegir sus elencos.

Entre septiembre y diciembre se estrenaron en el Teatro Echegaray tres obras, Los puercos, Rama y El proceso. La presa, de Pablo Bujalance (exhibida entre febrero y marzo) y Souvenir, de Pablo Díaz Morilla, completan ese primer quinteto de montajes. La segunda convocatoria estuvo abierta hasta el 16 de diciembre pasado. Los cinco proyectos escogidos se exhibirán entre abril y diciembre de 2017 en el Teatro Echegaray.

Los proyectos de Factoría Echegaray pueden provenir de cualquier lugar, aunque su montaje se realizará con intérpretes malagueños, que hayan estudiado artes escénicas aquí o trabajado en compañías malagueñas o que residan en la ciudad, con lo que se cumple uno de los principales objetivos estratégicos de los teatros municipales: la promoción del tejido escénico local.

Los cinco proyectos de la segunda convocatoria

A principios de febrero, Factoría Echegaray anunció los cinco nuevos proyectos que se montarán entre abril y diciembre de 2017. Las cinco nuevas piezas de danza y teatro de autores de Málaga, Valencia y Chile de la segunda convocatoria fueron elegidas entre 57 proyectos de diferente procedencia, la mayoría de España y algunos del extranjero.

Después de Monogamia, de Marco Antonio de la Parra y dirigida por Nacho Albert, el segundo proyecto en montarse, ya en mayo, será El último beso, de Jerónimo Cornelles. Tras ella Factoría Echegaray presentará Souvenir, texto con el que Fran Perea debutará como director teatral, y, ya en la Temporada 2017-18, una pieza de danza contemporánea: a finales de septiembre se estrenará 37 Guernica 17, una investigación del bailarín y coreógrafo malagueño Fernando Hurtado sobre los significados y valores del emblemático cuadro de Picasso en este año en el que se cumplen 80 de su creación. La cuarta producción de esta convocatoria, Curso de autoayuda para perversos y otros colectivos, se montará sobre un texto de la escritora y comunicadora ovetense afincada en Málaga Beatriz Mori, que a la sazón está inmersa como ayudante de dirección en La presa. La creación de Mori se pondrá en escena a principios de noviembre.

Hécate y la frontera, de Samuel Pinazo, se estrenará a finales de noviembre en el Teatro Echegaray. El quinto montaje de esta segunda convocatoria partirá de un premiado y traducido texto (ha visto la luz en inglés, italiano y rumano) escrito por el guionista de la película Las tetas de mi madre, premiada en Nueva York y Guadalajara (México) e incluida en las selecciones oficiales del Festival de Málaga 2015 y del Viña del Mar 2015.

 

www.teatrocervantes.com

www.facebook.com/teatrocervantes

www.teatroechegaray.com/factoriaechegaray

www.facebook.com/teatroechegaray

 

{{ reviewsOverall }} / 5 Usuarios (0 votos)
Interés del artículo0
Calidad0
Comentarios Valora este artículo
Order by:

Be the first to leave a review.

Verified
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Valora este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here