El último clásico. Ensayo sobre Richard Strauss

El último clásico. Ensayo sobre Richard Strauss

EL ÚLTIMO CLÁSICO. Ensayo sobre Richard Strauss

Por José Belón de Cisneros

El último clásico. Ensayo sobre Richard Strauss

José Belón de Cisneros

Con la llegada del Siglo XX, y a lo largo de la centuria, una parte de la humanidad descubrió nuevas formas de matar, con una violencia desconocida hasta entonces, a millones de seres humanos. Los artistas e intelectuales, que tienen un olfato especial para detectar la que se avecina, no habían dejado de avisar: gente del siglo diecinueve como Josep Conrad, Herman Melville o Friedrich Nietzsche ya habían dado la voz de alarma: algo importante y terrible para la humanidad se había estado cociendo en la sociedad decimonónica. A comienzos del siglo que vio nacer a Shostakovich, el Arte continuó asumiendo la tarea de reflejar dicha situación; también de adelantarse a ella. El músico inglés Gustav Holst reflejó el torbellino y la amenaza de la Primera Guerra Mundial en su suite más famosa, Los Planetas. El primer movimiento de esta obra tan célebre, Marte, está cruzado de principio a fin por un ritmo marcial, agresivo e inexorable. Stravinsky llenó de convulsiones apocalípticas el ballet de La Consagración de la Primavera. ¡Cómo no! Eran tiempos bárbaros, y el compositor de Petruchka, un bárbaro sofisticado.

         El último clásico. Ensayo sobre Richard StraussAntes de Holst y Stravinsky hubo, incluso, compositores que se les habían adelantado. Allá por 1911, Bela Bartok jugaba con los cambios de ritmo en su Allegro Bárbaro para piano, Schöenberg dinamitaba por entonces la armonía tradicional para describir un mundo propio y radical, y los germánicos Gustav Mahler y Richard Strauss adoptaron dos equidistantes pero complementarias visiones musicales de la Alemania de fin de siècle. Mahler describió en sus monumentales sinfonías cómo el universo romántico alemán se descomponía y daba paso al nuevo. El compositor murió cuando empezaba a adoptar las maneras atonales de Schöenberg.

Strauss sobrevivió a Mahler y procedió de otra manera. Después de haber dejado una de las más estimulantes colecciones de poemas sinfónicos románticos compuestos en el siglo de Dickens y Dostoievsky, buscó nuevas y radicales sonoridades en sus obras maestras Salomé y Elektra. En esta última, avanzó tanto en la creación de una atmósfera violenta y expresionista, que se asustó y puso freno a sus experimentos con la disonancia. Su siguiente ópera, El Caballero de la Rosa, abrazó un mundo más relajado. Si en las dos obras líricas precedentes llevó su estilo post-wagneriano hasta el límite, con su nueva producción escénica prefirió adoptar maneras más mozartianas. Strauss abundó en el modelo establecido por su ópera más célebre y de ahí que sus posteriores creaciones destinadas al teatro musical (Ariadna en Naxos, La mujer sin sombra, Capriccio) insistieran en seguir este camino.

         Strauss no volvió nunca más a los ambientes mórbidos de Elektra. Cuando el músico, ya octogenario, asistió a una representación de esta ópera, dijo: “¿Y esto lo he compuesto yo? Pues no lo entiendo”.

         Richard Strauss ha quedado para la historia de la música como el último clásico. Frente a los ásperos mundos de gente como Stravinsky, Schönberg, Prokofiev, Bartok y un largo etcétera, siguió componiendo obras que hacían oídos sordos a lo que se llevaba por entonces y que tenían puestos los ojos en ese universo romántico del que hablábamos. Un año antes de morir, escribió sus imponentes Cuatro Últimos Lieder, el adiós definitivo a un mundo que había quedado destruido y sepultado por las bombas de dos guerras mundiales.

(Visited 86 times, 1 visitas hoy)

musicamalaga

Músicamálaga es una web dedicada a la Música en Málaga y su Cultura en general. Conciertos, espectáculos, teatro, cine, carnaval, folclore, poesía, pintura, etc.

También te puede interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies