Denunciados dos bares por incumplimiento de medidas

0
200
La Policía Local disuelve una concentración de vehículos

La Policía Local de Málaga denuncia a dos bares del centro por incumplimiento grave de medidas preventivas frente al COVID-19

Efectivos de la Policía Local de Málaga han denunciado a dos establecimientos ubicados en el centro de la ciudad a lo largo del pasado fin de semana tras comprobar que incumplían de modo grave medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía frente al COVID-19, uno de ellos por superar el aforo tanto interior como exterior, y el otro por encontrarse en circunstancia que suponían o podían suponer un riesgo a entre 15 y 100 personas, de las cuales 57 fueron propuestas para sanción tras ser sorprendidas sin hacer uso de mascarilla.

Triplica prácticamente el aforo interior y exterior

La primera actuación tuvo lugar sobre las 17:00 horas de la tarde del sábado 13 de marzo en un bar de copas sito en calle Capitán. Todo comenzó a raíz de que policías locales detectaran una gran cantidad de grupos de personas en la calle en torno a la terraza del establecimiento, tratándose de una vía bastante estrecha.

Hasta el lugar se desplazaron varias unidades, entre ellas de la Jefatura Centro y del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga, comprobando que también había una gran cantidad de personas en el interior consumiendo bebidas de pie, haciendo imposible cumplir la distancia interpersonal, por lo que procedieron al desalojo del local, para lo que contaron con la colaboraron de los trabajadores del mismo.

Asimismo, los policías locales identificaron al propietario, un hombre de 46 años, natural y vecino de Málaga, que presentó declaración responsable para la actividad de bar con cocina sin música con un aforo interior de 32 personas, que con la reducción al 75% estipulada con motivo del nivel 2 de alerta sanitaria actual, pasa a ser de 24 personas, estando esa cantidad prácticamente triplicada, ya que en el desalojo se contabilizó un total de 71 personas, 47 más de las permitidas.

En cuanto a la terraza exterior, tenía dispuestas once mesas con cuatro sillas cada, ocho de ellas pegadas a su fachada y otras tres junto a la fachada de enfrente a su establecimiento, cuando el permiso de ocupación tan solo lo autorizaba para seis mesas pegadas a su fachada con dos sillas cada una, lo que equivale a nueve metros cuadrados, incumpliéndose la distancia de 1,5 metros entre mesas y provocando un estrechamiento aún mayor en la calle que provocaba dificultad de tránsito y aglomeración de personas.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a levantar acta de denuncia por infracción a la ordenanza de ocupación de vía pública por ocupar mayor superficie de la autorizada, así como acta de denuncia por incumplimiento de medidas preventivas frente al COVID-19 por no mantener la distancia de social de seguridad en hostelería y exceder el límite de aforo del establecimiento, con calificación de grave, ya que suponía un riesgo a entre 15 y 100 personas.

57 clientes denunciados por no hacer uso de mascarilla

Por otro lado, sobre las 20:00 horas de la tarde del domingo, efectivos del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga, que prestan su servicio de paisano, se personaron en un establecimiento ubicado en calle Álamos después de que varios ciudadanos expresaran su inquietud y preocupación a policías locales uniformados con motivo de la aglomeración de personas congregadas a la entrada del mismo.

Una vez en el interior, los agentes comprobaron que en el suelo había una cinta adhesiva delimitadora de las zonas correspondientes a las áreas en las que debían permanecer los clientes una vez divididos los grupos por mesas, además de catenarias que ejercían la misma función, a pesar de lo cual había muchas personas de pie en las zonas comunes del local, y sin hacer uso de mascarilla, encontrándose varios empleados llamándoles la atención, sin lograr que atendieran a sus peticiones.

Tras conocer los hechos, policías locales uniformados accedieron al establecimiento, procediendo a identificar a todos aquellos clientes que fueron vistos sin hacer uso de la mascarilla estando obligados a ello, ya que no se encontraban en el momento de la ingesta de alimentos, denunciándose a un total de 57, con edades comprendidas entre los 20 y los 57 años.

Asimismo, los agentes identificaron al titular, que presentó declaración responsable de bar con música, quien expresó la dificultad que estaban encontrando para controlar que los clientes cumpliesen las medidas de prevención frente al COVID-19, levantándosele acta por la celebración de la actividad produciéndose aglomeraciones que impiden o dificultan la adopción de medidas sanitarias de prevención que supongan o puedan suponer un riesgo a entre 15 y 100 personas, tratándose de una infracción grave.

Una vez corregidas las anomalías, los establecimientos continuaron con sus actividades dentro de los límites de aforo estipulados y en cumplimiento de las medidas preventivas motivadas por la pandemia por coronavirus, quedando informados de la responsabilidad en la que podrían incurrir de volver a producirse tales incumplimientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here