Concierto de piano ofrecido por Filipe Pinto-Ribeiro

Concierto de piano ofrecido por Filipe Pinto-Ribeiro

Concierto de piano ofrecido por Filipe Pinto-Ribeiro el sábado 19 en Les Roches de Marbella

Organizado por Música con Encanto. Por José Belón de Cisneros.

¿Puede invocarse a los dos compositores más representativos del estilo impresionista francés sin que ninguna de sus obras se halle entre las interpretadas durante la velada? La respuesta es que sí. Por difícil que parezca, casi todos los compositores que integraban el programa de la noche del sábado estaban, de una manera u otra, relacionados con Claude Debussy y Maurice Ravel; Y por este orden: Chopin, Albéniz, Mussorgksy, y Carrapatoso. Piazzolla fue la excepción.

Porque la técnica pianística de Chopin fue el modelo a seguir de Debussy; Albéniz se dejó influir por este último; los Cuadros de una exposición, como es sabido, recibieron un tratamiento exquisito por parte de Ravel, quien los orquestó. Y las composiciones de Eurico Carrapatoso (una selección de las Cuatro últimas estaciones de Lisboa, en estreno absoluto) evocaron Mi madre la oca y La catedral sumergida. Tan solo la obra que cerró el concierto, Las cuatro estaciones porteñas de Piazzolla (en una reciente versión para piano, cortesía de Marcello Nisinman), se desvinculó de todo este tácito homenaje a los impresionistas galos, dando el pianista una lección de cómo integrar la tradición del tango argentino en el empleo de técnicas contemporáneas como el clúster, tan querido por el americano Charles Ives.

El resto del programa, como he dicho, incluía un estudio de Chopin y un fragmento de Iberia de Albéniz, que tocó con cautela y buen gusto la debutante Sofía Cordero Prieto.

Concierto de piano ofrecido por Filipe Pinto-RibeiroEl ecuador del concierto, con los Cuadros de una exposición mussorgskyanos, vino muy bien servido por la estrella de la noche, Filipe Pinto-Ribeiro; los “cuadros” plantean problemas a los pianistas que los abordan, dificultades de orden más bien dramático que estrictamente musical. Pinto-Ribeiro optó por moverse entre las dos aguas, logrando un intenso pathos emotivo con “Bydlo” y “Samuel Goldenberg y Schumyle” y una visión más bien sinfónica de piezas como “El mercado de Limoges o “La gran puerta de Kiev”. Mención especial para la forma de tratar el omnipresente basso ostinato de “El viejo castillo”.

Ya tuve la oportunidad de escuchar a este brillante pianista portugués en otra ocasión, hace unos años y también por gentileza de María Testa y “Música con encanto”. El buen sabor de boca que nos dejó al público y a mí se ha visto refrendado por esta velada en Les Roches. Esperemos que no sea la última.

(Visited 108 times, 1 visitas hoy)

musicamalaga

Músicamálaga es una web dedicada a la Música en Málaga y su Cultura en general. Conciertos, espectáculos, teatro, cine, carnaval, folclore, poesía, pintura, etc.

También te puede interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies