Tristana levanta mañana el telón del Teatro Cervantes

0
174
Tristana levanta mañana el telón del Teatro Cervantes

Olivia Molina y Pere Ponce encabezan el reparto de Tristana, un vigente alegato a favor de la independencia de la mujer

Alejandro Arestegui y María Pujalte completan el elenco de lujo de la adaptación teatral de la novela de Benito Pérez Galdós, que levanta mañana el telón del Teatro Cervantes

Olivia Molina y Pere Ponce encabezan el reparto de lujo de Tristana, la heroína que soñaba con aprender, trabajar y ser libre en un mundo dominado por el hombre. La obra escrita en 1892 por Benito Pérez Galdós, un vigente alegato a favor de la emancipación de la mujer, llega mañana a Málaga en una “limpia y ajustada adaptación” del dramaturgo Eduardo Galán, una versión dirigida por Alberto Castrillo-Ferrer y que según la crítica “conserva la esencia del texto novelístico y tiene cabal respiración escénica”. Alejandro Arestegui y María Pujalte completan el elenco del montaje, que levanta mañana el telón del Teatro Cervantes (20.00 horas del sábado 3, 20 euros precio único).

Tristana levanta mañana el telón del Teatro Cervantes

Olivia Molina “realiza un trabajo estupendo como esa huérfana ‘Tristana’ acogida al amparo de un benefactor, trémula de emociones, pujante de ilusiones y firme en la amargura, una mujer luminosa a la que infortunio cercena las alas”. Los elogios de los críticos a la hija de Ángela Molina, que según Elvira Lindo “sabe interpretar la sinceridad arrebatada del personaje”, se suman a las alabanzas a los trabajos de Pere Ponce, cuya construcción de ‘Don Lope’ “logra transmitir la pulsión mezquina, lasciva y miedosa que el personaje disfraza de generosidad”, de una “auténtica y precisa” María Pujalte, que “otorga peso y calidad a la criada ‘Saturna’”, y de Alejandro Arestegui, que “esboza desahogadamente el papel del joven pintor ‘Horacio’”.

La obra, concebida como un ‘thriller’, cuenta la historia de ‘Tristana, una joven que a muy temprana edad queda huérfana y es recogida por un amigo de la familia, don Lope, un seductor caduco. Pronto se verá protagonizando un triángulo amoroso al conocer a un joven pintor, ‘Horacio’, que encandilará a la joven. ‘Saturna’, criada de don Lope, mujer apegada a la realidad, será cómplice y confidente de la protagonista.

El de esta Tristana es un montaje actual para una historia adelantada a su tiempo. Ambientada a finales del siglo XIX, los paralelismos con nuestra sociedad son evidentes. La igualdad de la mujer “en un mundo de hombres”, como escribía el propio Galdós, el amor y el deseo prohibidos, la frustración, el desencanto ante los reveses de la vida… Y todo sin ceder en una tensión constante sobre el drama, por el que se transita a modo de ‘thriller’.

Decía Pérez Galdós a través de su personaje en la obra: “Ya sé que es difícil eso de ser libre… y honrada. ¿Y de qué vive una mujer no poseyendo rentas? Si nos hiciéramos médicas, abogadas, siquiera boticarias o escribanas, ya que no ministras y senadoras, vamos, podríamos… Yo quiero vivir, ver mundo y enterarme de qué y para qué nos han traído a esta tierra en que estamos. Yo quiero ser vivir y ser libre (…) Quiero ser algo en el mundo, cultivar un arte, vivir de mí misma… Quiero tener una profesión”.

“Protesto, me da la gana de protestar contra los hombres, que se han cogido todo el mundo por suyo, y no nos han dejado a nosotras más que las veredas estrechitas por donde ellos no saben andar”.

Tristana

El personaje de Tristana es una de las más importantes protagonistas femeninas de la literatura de finales del siglo XIX en su lucha por la independencia de la mujer, como también lo fueron Ana Karenina, Nora (Casa de muñecas), La señorita Julia o Madame Bovary. La novela de Galdós fue llevada al cine por Luis Buñuel en 1970 en un filme ya convertido en clásico que protagonizaron Fernando Rey en el papel de don Lope y una jovencísima Catherine Deneuve en el de Tristana. La película fue candidata al Oscar de Hollywood por Mejor Película de Habla no Inglesa.

Sinopsis

Al morir su madre, la huérfana Tristana, ya de veintiún años, es recogida por un amigo de la familia, Don Lope, que acabará convirtiéndose en su tutor-seductor. Don Lope, de cincuenta y ocho años, es un don Juan en decadencia, en retirada. Tras haber sido seducida por don Lope, la joven protagonista se rebela ante la situación y al poco conoce y se enamora de Horacio, un pintor que no acepta el espíritu feminista de Tristana.

El pintor tiene que ausentarse de Madrid durante una larga temporada y la relación se enfría (aunque Tristana sigue idealizando a Horacio). Durante este tiempo, Tristana enferma y pierde, por amputación, una pierna. El joven Horacio viene a visitarla más por piedad que por sentimiento y desaparece. Nada queda en él del antiguo amor…

En esta situación, Tristana se ve nuevamente atada a Don Lope. El pintor acabará casándose con otra mujer y Tristana cambiará sus sueños de ser actriz o pianista por una vida estéril y casi autómata, con Dios como único ‘objeto del deseo’, mientras asistimos a la decadencia de un Don Lope, cada día más viejo y arruinado. Sin embargo, la cesión de unas tierras de un familiar a cambio de regular una relación escandalosa facilita que la obra termine, de forma irónica, en una boda de conveniencia entre los protagonistas.

 

www.focus.cat

www.secuencia3.es

www.teatrocervantes.com

www.facebook.com/teatrocervantes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here